Decoración con motivos árabes, inciensos y velas, una gran presencia del agua y un calor procedente de una estufa de leña natural, calienta el ambiente y lo hace perfecto para el ritual.


 

« El ritual Consiste en tres etapas, primero la exfoliación oriental : Es el tratamiento básico de purificación del Hammam con jabón negro Beldi, y guante de kessa. Elimina las impurezas y células muertas y prepara la piel para un ritual de belleza.
*El siguiente paso es la envoltura de Rhassoul :Preparamos esta milenaria mezcla oriental compuesta de rhassoul, que es arcilla del Atlas marroquí, que procede de las tribus bereberes y es única en el mundo, mezclada con manteca de karité y agua floral de rosa. Esta mezcla tibia natural se aplica suavemente en todo el cuerpo y se deja reposar 10 minutos. Limpiará y purificará la piel a la vez que suaviza la epidermis después de la exfoliación. Es una parte esencial los rituales de belleza del medio Oriente..
*Por último un masaje corporal desestresante, de pies a cabeza, con aceite de argán, que además de crear una sensación de placentero descanso y total armonía muscular, nutre la piel dejándola suave, sedosa y elástica.
Este rejuvenecimiento se debe a los ácidos grasos esenciales y la vitamina E en la que es rico el aceite de argán.»
Para acabar la sesión de la mejor manera, un delicioso té y unas pastas artesanas marroquís, todo un cierre de lujo para reincorporarnos a la rutina.
todo el tratamiento está dedicado a ti, dando lugar a una experiencia impresionante y única.